Sobre mí






Soy el papá de un preciosísimo niño de poco más de año y medio, quien me sorprende a diario con algo nuevo e inimaginable, en su mayoría bueno (y en otras ocasiones, me saca de quicio...)

Si hablamos de pasiones, la mía es pasar todo el tiempo que pueda en familia y disfrutar con ella, eso está en primer lugar. También me encanta escribir, de forma que, si lo juntamos todo, nace este blog inspirado en las peripecias del día a día de unos padres primerizos y su bebé.

Dedicado a mi pareja, el motor que me impulsa, y a nuestro niño, el combustible que nos da la vida.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Consejos que no necesitas

La operación pañal, mejor sin forzar

Con los bolsillos cargados de arena