Trabajar los sábados








Si hay algo que no llevo demasiado bien, eso es trabajar los sábados. Lo sé, me dirás que en mi situación hay muchas personas. Hay quien trabaja los fines de semana, quien sólo puede descansar dos días entre semana y quien estaría dispuesto a trabajar no importa cuándo ni cuánto por tener un sueldo… Todo eso lo tengo en cuenta y lo sé, cada persona es un mundo y hay tantas personas como trabajos diferentes. Pero, personalmente, es algo que llevo bastante mal y desde que nació mi niño, mucho peor. Cambié de trabajo hace unos años por mejorar mi situación económica y eran otros tiempos, no pensaba en cómo sería un futuro en estas condiciones.



¿Tan malas condiciones tienes?


No es que sean malas condiciones, estoy bien. El trabajo se sobrelleva bien, sólo es excesivo en varias épocas. Lo que me preocupa es lo que se avecina cuando mi crío vaya a la guardería. Por ahora, puedo disfrutar de pasar tiempo con él a diario. Si no es por la mañana, es por la tarde, pero eso cambiará en unos meses…


¿Qué jornada laboral tienes?


Mi horario laboral consiste en turnos rotativos de mañana o tarde durante seis días a la semana, de lunes a sábado. El domingo, por ahora, es día libre (para ir a misa).  Y esto, cuando tienes vida en pareja, no importa tanto si tu pareja combina horarios contigo, se vive de forma más libre. Cosa diferente es vivir con familia, son horarios más rígidos en los que cada uno tiene que hacer sus cosas. La conciliación de vida laboral y familiar se vuelve muy complicada.
Cuando mi niño comience la guardería, sólo lo veré en semanas alternas, cuando esté en el turno de mañana. Es decir, cada dos semanas si siguen alternando los horarios y no es como algunos meses, que los paso enteros estando por la tarde. Cuando trabaje por la tarde, desayunaremos y lo llevaré a la guardería, no podré pasar más tiempo con él. Podrás pensar que tengo un punto de vista un tanto pesimista o incluso apocalíptico, pero ya he pasado unas semanas sin acercarme mucho a él por haberme operado y no poder hacer apenas nada y se nota, se nota un huevo (perdón por la expresión 😂😂). Desde entonces, ya no cuenta conmigo para cosas para las que sí contaba antes, no me llama tanto porque se ha acostumbrado a que su madre lo atiende más… Vamos, que se ha enfriado la relación, está más distante conmigo. Y si esto pasa en un mes y me está costando hacer que todo vuelva a ser como antes, a lo largo de los años…
Por otro lado, cuando veo las familias disfrutando los fines de semana mientras trabajo, no puedo dejar de pensar en las cosas que haría si yo también tuviera todo ese tiempo libre. Y es que, habrá quien no lo valore, pero un fin de semana da para mucho. Una escapada de fin de semana te devuelve la vida en ocasiones. Vamos, que hace poco, cayó un festivo en sábado y ahí tuve dos días libres, así que se me hizo largo y todo, ¡hasta me sentía raro sin tener que ir a trabajar!



¿Y si cambias de trabajo?


Lo he intentado por activa y por pasiva, levantando piedras por si había algún empleo debajo de éstas. Trabajos en los que mejore mi situación, aunque donde yo vivo no hay oferta alguna; estudiar oposiciones, luchando contra miles de opositores con mayor puntuación en méritos que yo y con tal vez más tiempo para estudiar; buscando trabajo relacionado con mis estudios… y nada, sigo igual.
Seguiremos como estamos, esperando alguna oportunidad que nunca llega.



Vaya tochazo te he soltado en el post de hoy. Entonces, para esto es para lo que sirve un blog, sueltas lo que llevas dentro, te desahogas y te quedas bien a gusto…


¿Cómo llevas tú la conciliación de vida laboral y familiar? ¿Conoces casos así?

Comentarios

  1. Desde luego el blog sirve para eso....para deshogarse! Al menos para eso uso yo el mío. Lo de la conciliación de vida familiar con horarios laborales es una mi***)##! En casa hemos pasado épocas ambos de ver poco a los peques...aunque por suerte siempre hemos podido disfrutar del fin de semana para recuperar tiempo. Es duro. Y lo de cambiar de curro....si...puede ser una solución....pero como dices no es tan sencillo. A veces la gente te dice...pues buscate otra cosa! Como si hubiera mil oportunidades con mejores condiciones esperando.a la vuelta de la esquina. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Para esto está el blog, y más si de padres se trata. Lo siento mucho por lo que estás pasando. También soy de las que creo firmemente que la presencia de los padres es demasiado importante, pero lo veo desde el otro lado y sé que estás haciendo un trabajo increíble. Disfruta de esta etapa lo más que puedas, tu bebé jamás va a cambiar su amor por ti porque trabajes o no, porque estés o no. Y crecerá agradeciendo que luchaste por mantener una buena economía en la familia. Haz mil cosas el domingo tan divertidas con tu familia, para que el resto de la semana todos anhelen que vuelva pronto el domingo. Y divertidas me refiero desde quedarse todo el domingo entre las cobijas viendo películas, y el resto a tu imaginación.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Qué mascota elijo?

Guest post 2: Cuando vamos a ser padres... ¡por partida doble!

Con los bolsillos cargados de arena