Juegos en la piscina para bebés






Tras haber pasado la primera ola de calor de este verano, estación que este año parecía que no iba a llegar nunca, ya nos van entrando ganas de darnos un chapuzón refrescante. Mi niño está deseando y yo también. Se lo pasaba tan bien en la piscina el año pasado, que este verano no va a ser menos. Y tú, ¿has preparado ya todo para la piscina?

No es que requiera mucha preparación, es algo realmente básico. Con una toalla, unas cremas solares, algo para comer y unos juguetes, podéis pasar grandes días en la piscina. Además, el agua puede ayudar a tu bebé o tu niño pequeño a estimular la psicomotricidad a través de juegos. No intentes enseñarlo a nadar, ya que tu bebé no aprenderá. Siendo un bebé, no tendrá la destreza necesaria para este ejercicio tan completo. Los niños suelen aprender a nadar en torno a los cuatro años. ¿Quieres saber a qué podéis jugar mientras llega a esta edad?


Juegos en la piscina para bebés

Hacer burbujas


Este juego se lo hago yo a mi niño en la bañera y suele reírse. Chapotea para que salgan burbujas del agua. Si pones la boca sobre el agua y soplas, más burbujas saldrán aún. Esto puede servir para que tu niño pierda el miedo a mojarse la cara. Yo se lo hago también para salpicarle la cara y que se vaya acostumbrando, ya que, al lavarle el pelo, antes no toleraba ni tan sólo una gota.


Jugar con una pelota


Se puede jugar de muchas formas usando una simple pelota. Podríais jugar pasándoos la pelota entre tu bebé y tú. Otro juego mejor, es tirar la pelota e intentar que el bebé vaya a por ella nadando mientras nosotros sostenemos su cuerpo con nuestros brazos. Si tienes pelotas de colores, basta con esparcirlas por la piscina e ir nombrando un color para tener que nadar hasta la del color nombrado.



Hacer la estrella


Esto puede ser bastante complicado porque requiere mucha confianza del niño en sí mismo y saber estarse quieto, cosa que los bebés no suelen hacer 😅. Con las piernas y los brazos del niño abiertos y sosteniéndolo nosotros, intentaremos que flote en la superficie. ¡Ya verás cómo se sorprende al verse flotando en el agua por primera vez!


Llevar varios juguetes


Varios objetos que tiene mi niño en su bañera y con los que nunca se aburre son un pato, un barco y un vaso agujereado. Puede pasarse largos ratos observando cómo flotan o cómo cae el agua a través del vaso.






Cuando el niño tenga una edad idónea para nadar, podrá practicar infinidad de juegos en el agua. Estos juegos son para que pierda el miedo a estar rodeado o sumergido entre tanta agua sin saber nadar y poder pasar ratos divertidos y explorando. Lo mejor de todo, que el niño está haciendo ejercicio constantemente y caerá rendido de noche, por lo que podrás descansar después de un largo día en la piscina 😉







¿Qué otros juegos para practicar en la piscina o en el mar conoces?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Consejos que no necesitas

Guest post 2: Cuando vamos a ser padres... ¡por partida doble!

Con los bolsillos cargados de arena