Lista de accesorios para la llegada del bebé







Y por esta época, hace ahora dos años, todo era dar vueltas, buscar y comprar la posible ropa que iba a hacerle falta a mi niño. Los muebles ya estaban comprados y montados esperando la llegada de mi crío y, como todo padre primerizo, no dejaba de pensar en si me olvidaba de algo.

No es que fuéramos con prisas. Decidimos desde el primer momento ir comprando tranquilamente. Si veíamos algo que nos gustara, nos lo llevábamos. Recuerdo la primera ropa que compramos. Fue sobre el tercer mes de embarazo. Yo, que no soy una persona muy dada a mostrar mis sentimientos, todo el tiempo emocionado aguantándome las lágrimas mientras ojeábamos ropa por la tienda. ¿Cómo podía sentir algo tan grande por alguien que aún no conocía? Y es que los niños nos ponen así.

Cuando va llegando el momento culmen, ya todo son dudas. ¿Tendré todo lo necesario? ¿Qué más puedo necesitar?

Desde mi experiencia, puedo decirte qué cosas necesitarás más o menos, pero cada uno tendrá sus necesidades. Por ejemplo, yo tengo el calienta-biberones bien guardado, con su precinto y todo. Así lleva dos años, así que creo que va siendo hora de venderlo o regalarlo. También puedo hablarte del intercomunicador con sonido y vídeo. Esto, ni lo compré. Mi niño dormía con nosotros y siempre hemos estado atentos, ¿por qué iba a necesitarlo?





¿Qué puedo necesitar? Lo más básico


Voy a contártelo dividiéndolo en tres grupos. Recuerda, es mi punto de vista, habrá utensilios o aparatos que yo no incluya y para ti pueden ser los más necesarios del mundo.



La ropa del bebé


·         Pijamas. Ten pijamas para una semana. Más abajo te explicaré por qué.

·         Gorros.

·         Patucos, zapatos y calcetines.

·         Conjuntos para salir de paseo.

·         Peleles.

·         Bodies a mansalva, nunca son demasiados.

·         Mantitas de algodón, de lana y de hilo.

·         Varios juegos de sábanas para la cuna o minicuna.

·         Funda y protectores para el colchón.

·         Chupetes. Mi hijo no sabe qué esto. La razón es sencilla: los bebés usan el chupe para relajarse, al igual que a veces usan también el pecho de la mamá para lo mismo. Si no se acostumbra a usar chupe, nunca lo echará de menos.



Si tu bebé nace en verano, cierta ropa, como los patucos y los gorros, deberá ser de algodón. Si, por el contrario, nace en invierno, la lana es mejor opción.

Te estarás preguntando por qué necesitas tanta ropa. Bien, date cuenta de que el niño puede ensuciarse con mil cosas y las mudas pueden ser frecuentes. Por otro lado, vas a lavar su ropa aparte, no vas a mezclarla con la tuya, así que cargarás la lavadora y aún así la verás vacía. Imagínate poner la lavadora para tres bodies y dos pijamas solamente. Lo que sí es cierto, es que esta ropa va a ponérsela durante muy poco tiempo. En el caso de mi niño, al hacer poco más de un mes, ya casi estaba usando ropa para bebé de tres meses. A los tres meses, ya casi le quedaba bien la ropa de seis meses, y así. La ropa de recién nacido, la tiene casi por estrenar.



Artículos para la hora del baño


·         Champú. Nosotros hemos utilizado hasta hace poco uno que prevenía la costra láctea. La verdad es que nos fue muy bien, nunca llegó a salirle nada.

·         Gel neutro. En nuestro caso, gel para pieles atópicas. No es que tenga este tipo de piel, pero es muy blanquito, por lo que su piel es muy sensible. El pediatra nos dijo que este gel le vendría bien.

·         Crema hidratante. También para pieles atópicas.

·         Pañales, muchos pañales.

·         Crema para el culete. Si es pasta lassar, mucho mejor. Le dura más tiempo puesta, por lo que hace más efecto.

·         Alcohol y algodón. Con esto, curarás el cordón umbilical. A mi niño le duró una semana. Y el séptimo día, se cayó.

·         Bastoncillos para las orejas. Cuidado al usarlos.

·         Termómetros para la temperatura del agua y la corporal.

·         Cepillo y peine.

·         Cambiador. El nuestro traía la bañera incorporada, lo que resulta muy cómodo.

·         Tijeras para las uñas de puntas redondeadas. Yo todavía no he sido capaz de usar esto. Usaba lima de las uñas y aprovechaba cuando el niño estaba dormido para hacerlo.

·         Toallas con capucha.



Productos para la alimentación del chiquitín


·         Leche de inicio. Sabemos que como la leche materna no hay nada, pero tengo un amigo que se llevó toda la noche con su hija llorando porque a la mamá no le subía la leche y la niña no podía comer. Tuvieron que esperar hasta que abriera la farmacia para comprar un bote.

·         Baberos.

·         Biberones. Los hay que imitan el pezón, por si decides hacer lactancia mixta.

·         Calienta-biberones. Lo dicho, en su caja está.

·         Detergente lavabiberones y escobilla.



Para la hora de dormir


·         Minicuna o cuna. La minicuna es bastante cómoda para transportarla. La de mi niño hacía los 100 metros piso todos los días.

·         Papelera de pañales. No la aconsejo. De hecho, yo no la compré. Sólo tienes que dejar dos o tres pañales allí para darte cuenta de por qué.

·         Móvil para la cuna. Para nosotros, otro chisme más sin utilidad.



Para llevar de paseo


·         Carrito. El de mi niño era de estilo clásico, por lo que tenía ruedas grandes. Te aconsejo ruedas grandes. Cuando pasees por zonas empedradas, lo agradecerás.

·         Bolso del carrito y paraguas. Accesorios imprescindibles. Vas a usarlos sí o sí. Con la capota del carro no es suficiente a ciertas horas del día.

·         Sonajeros para que se entretenga.

·         Saco de dormir. Los hay muy abrigados y de diferentes estampados.

·         Silla para el coche. Las que se instalan a contramarcha ofrecen mucha más seguridad.



¡Espero no haberme dejado nada atrás!









¿Tienes ya todo preparado? ¿Hay algo de la lista que, al igual que para mí, te resultara inútil?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Con los bolsillos cargados de arena

La mordidita

¡Ay, los tres meses!