Guest post 2: Cuando vamos a ser padres... ¡por partida doble!







¡Hola a todos! Antes de comenzar, me gustaría agradecer a Tus brazos, mi columpio la oportunidad de realizar esta colaboración y que me deje un hueco en su blog para que conozcáis un poquito sobre mí. Si os gusta podréis visitarme en: https://biandbi.blog/


Sorpresa en la primera ecografía

Como ya habréis intuido por el título, nuestra primera ecografía vino con sorpresa. Nos la hicimos muy prontito, estando de 7 semanas, porque era Nochebuena y no podíamos ocultar a la familia un embarazo habiendo jamoncito, Coca-Cola, vino y demás alimentos apetecibles de por medio que no son aconsejables durante el embarazo.
Y en ese momento, cuando estás tumbada mirando el monitor con tu marido y esperando un simple está todo bien, ya late el corazoncito, las medidas se corresponden… Después de contarte todo eso sobre lo bien que está, el médico nos dice:
- Y el otro también.
- Yo: ¿Cómo que el otro también?
- Sí, son mellizos, enhorabuena.

Según el médico, nos lo tomamos bastante bien porque otros padres habían terminado en el suelo. Nosotros, la verdad, nos quedamos mudos de la impresión, sobre todo mi marido que no dejaba de mirar al médico atónito. Y al salir de allí fue todo lo contrario, no podíamos parar de hablar, yo creo que de los nervios.
Me imagino que cada pareja tiene sus circunstancias y que con una noticia de estas características habrá quien dé saltos de alegría y a quien se le venga el mundo encima. Yo debo dar la razón a aquel médico, porque nos lo tomamos muy bien. Tuvimos claro desde ese momento que queríamos que salieran los dos adelante. Y a pesar de la montaña rusa de emociones que tuvimos los primeros días (miedo, incertidumbre, desconocimiento, euforia, alegría…), la que superó a todas fue la alegría y la ilusión.

Reacciones

Imagino que, ante la llegada de un bebé, en la mayoría de los casos la reacción de la familia, amigos e incluso desconocidos, suele ser un gran ¡enhorabuena!
Cuando vienen dos, tienes de todo. En unos casos sí te dan una enhorabuena sincera, pero en otros no, la gente se lo piensa dos veces antes de reaccionar.
En nuestro caso, por ejemplo, los amigos primero nos preguntaron: y vosotros ¿cómo estáis?, y una vez que dijimos que muy contentos, ahí sí se alegraron mucho. La familia en general, se alegró mucho, aunque a mi madre y mi abuela en principio no les hacía mucha gracia que fuesen dos (yo creo que más por el miedo a los riesgos que conlleva un embarazo múltiple), pero en cuanto vieron que todo transcurría bien se fueron ilusionando mucho.
Y los desconocidos, ya os podéis imaginar, te encuentras de todo y he de decir que, con el tema embarazo y maternidad, la gente se toma unas confianzas que llegan a rozar la mala educación. Ejemplos:
- Así te lo quitas de golpe.
- ¿Son naturales o in vitro?
- Y la que más blanca me dejó: ¿Son dos?, que putada…

Pero para el tema “frasecitas”, tanto en un embarazo múltiple como en uno simple, creo que hay para escribir un libro.


¿Y sanitariamente?

Éste, yo creo que es el motivo por el que a mi madre no la hacía mucha gracia en un principio el embarazo múltiple.
En la semana 12, tras corroborar que los dos bebes están bien y el embarazo continúa con normalidad, pasamos automáticamente a “alto riesgo” y no sólo te siguen directamente en el hospital, si no que tienes ecografía y visita en ginecología todos los meses.
Podríamos decir que, con el doble de bebés, tienes el doble de posibilidades de sufrir síntomas propios del embarazo e incluso más intensos (aunque no fue mi caso). Mayor riesgo de preeclampsia, de diabetes gestacional, de parto prematuro, de cesárea… A más bebés, más riesgos.


Y para terminar…

A pesar de esos riesgos o de las dificultades que pueda entrañar tener dos bebes a la vez, sobre todo los primeros años de vida, no cambiaríamos esta experiencia por nada. Ver cómo crecen a la par, como aprenden todo juntos (a comer, a caminar, a hablar e incluso a sonreír), cómo se crea ese vínculo... No es vivir la maternidad de una manera mejor o peor, es vivirla de una manera diferente e igual de especial.



Y vosotros ¿Cómo creéis que habríais reaccionado ante un embarazo gemelar?, ¿cómo fue vuestra experiencia?



Ya sabéis que, si queréis seguir conociéndome, podéis pasaros por mi blog cuando queráis: https://biandbi.blog/



Y de nuevo muchas gracias a Tus brazos, mi columpio por esta oportunidad.





Creación de contenidos: Biandbi




Muchas gracias a ti, Paloma, por participar con tu post invitado. Desde Tus brazos, mi columpio, te agradecemos mucho que nos hayas contado cómo fue tu embarazo. ¡Debe ser increíble esa experiencia!

Comentarios

  1. Mi madre y mi marido son mellizos, por lo que cuando fui a la primera ecografía no me hubiera sorprendido tener 2, pero bueno, solo fue uno. 😁

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En ese caso, la sorpresa fue tener sólo uno, jejeje.

      ¡Gracias por comentar!

      Eliminar
  2. Por aquí una mami de mellizos!!!! sé de lo que hablas jajjajajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡El doble de travesuras y de juguetes para recoger, jajaja!

      ¡Gracias por tu comentario!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Con los bolsillos cargados de arena

La mordidita

¡Ay, los tres meses!