Entradas

La primera noche sin el niño

Imagen
Y yo que, si por mí fuese, me llevaría a mi niño hasta al trabajo (y mira que no me gustaría que visitase mucho ese lugar, ya que dicen por ahí que lo que no quieras para ti, no lo quieras para nadie), he tenido que pasar la primera noche sin él.
En este sentido, hay dos opiniones contrapuestas. Por un lado, hay quien opina que, de vez en cuando, hay que pasar algún tiempo a solas con la pareja para recuperar ese tiempo que últimamente sólo se les dedica a los niños y que no viene mal, como salir a cenar, ir al cine o escaparse un fin de semana. En la parte contraria, estamos los que no queremos separarnos ni un momento del lado de nuestros pequeños.
De vez en cuando, sí hemos ido a hacer la compra o hemos pasado la tarde sin el pequeño, pero de ahí a pasar un fin de semana entero sin él… la película cambia.


No te traumatices, hombre...
No me traumatizo, pero sabía que tenía que llegar el día… Y ese día llegó. Nos fuimos a la boda de unos amigos y dejamos al polluelo con sus abuelos. ¿C…

Inconvenientes del método BLW

Imagen
En otro post te hablé sobre el método BLW. Recordemos que son las siglas de Baby Led Weaning, lo que viene a ser algo así como alimentación autorregulada por el propio bebé, quien en esos instantes lo está practicando, pero hay veces en las que no sabe muy bien qué está haciendo.
En esta entrada, voy a contarte algo que no todos saben o, al menos, no te cuentan. Esto es como la luna, también tiene su cara oculta. En mi trabajo, todos practican o practicaron el dichoso método y yo solamente lo puse en práctica de vez en cuando o de forma parcial en las comidas de mi niño por las razones que voy a desglosarte a continuación. Pues bien, o yo soy muy raro, o debo vivir en la época de las cavernas. No me lo dijeron directamente, pero sus miradas ya hablaban por sí solas, incluso algunas cuchicheaban con otras… 😂😂.
Desde mi cueva, voy a desvelarte algunos peligros e inconvenientes que entraña el BLW y a los que expuse a mi niño sólo a veces, por probar cosas nuevas, para que no se aburriera…

El palique del niño

Imagen
Ya te he contado en otras entradas del blog cosillas sobre el lenguaje de mi niño y éste que estás leyendo trata sobre lo mismo. O, visto desde otra perspectiva, podría decirse que es la evolución de mi niño desde poco antes de cumplir un año hasta ahora, con dos años recién cumplidos. Ya te hablé sobre cómo el polluelo se soltó a hablar sin costarle nada y sobre cómo le estimulamos el lenguaje para que fuera ampliando su vocabulario.


¿Cuál es la novedad?
Pues, nada más y nada menos, que, si tienes que negociar algo con él, acabarás comprando lo que te ofrezca. Estoy segurísimo. Tiene un palique que ni los mejores negociadores. Ya le dije esto a un compañero en mi trabajo que siempre está vendiendo y comprando: “aprovecha tus buenos años, que las nuevas generaciones vienen pisando fuerte”.
Desde hace un mes, no he parado de escucharle frases que no dejan de sorprenderme. Es normal que diga frases del tipo “el coche es azul”, “el juguete está roto” o “se acabó la comida”, pero hay otras …

Batallitas de las vacaciones

Imagen
Al fin, pudimos disfrutar de las vacaciones que llevábamos tanto tiempo esperando. El año pasado, me dieron las vacaciones a principios de Junio, por lo que la temperatura no era todavía lo suficientemente alta como poder darnos un chapuzón. De hecho, en la piscina sólo había unas cuatro personas y yo. Parecía que estábamos compitiendo por ver quién daba más tiritones. Mi niño tuvo que conformarse con jugar en el césped y poco más. Incluso la piscina de niños, que siempre está calentita, estaba muy fría.
Este año, como he podido elegir la fecha de las vacaciones, la cosa ha cambiado. Y por cambiar, lo ha hecho hasta la palabra vacaciones. Piensa en vacaciones. ¿Qué es lo primero que se te pasa por la cabeza?
Tal vez estés pensando en madrugar para salir a hacer un poco de deporte; estar tumbado en una hamaca leyendo mientras te bronceas, con la playa o la piscina de fondo; noches de charlas entre amigos sentados en una terraza mientras tomáis algo; o en dar paseos por la orilla del mar……

¿El segundo pa cuándo?

Imagen
Frase típica donde las haya. Esto es lo que te van a preguntar familiares y amigos no sólo en las reuniones familiares, sino en cualquier momento insospechado. Ya puedes ir paseando a tu hijo tranquilamente, que alguien conocido va a acercarse a saludar y, tras decir ¡ay, qué grande está ya!, viene la frase lapidaria, ¿otro pa cuándo?
No es una frase aislada, no. La frasecita pertenece al grupo de las que te van soltando a lo largo de tu vida porque parece que siempre vas tarde, que hay cosas que ya deberías haber hecho y estás quieto, viéndose ir la vida. Son frases como:
-¿No tienes novia todavía?
-¿Has acabado ya la carrera o no?
-Pues tendréis que casaros.
-¿El niño no llega, se está haciendo esperar?
Y todavía habrá algunos, ávidos por alcahuetear que, aún teniendo dos niños, todavía se atrevan a preguntar: ¿Y no habrá un tercero?

Pero, ¿qué prisa hay?
A ver, ¿de quién es la vida? Que cada uno la viva a su manera y como mejor sepa hacerlo. Si queda algo por hacer, es porque algo tendre…

¿Tengo un niño de altas capacidades?

Imagen
Hace unos días, estuvimos en el cumpleaños de una amiguita de mi niño. La mayoría de los niños que había allí rondaba la edad de cuatro años, muy superior ésta y con intereses muy diferentes a mi crío, que aún le queda un mes para llegar a los dos años. Como los otros niños estaban jugando en un castillo hinchable y estas cosas les ponen un poco brutos, tuve que estar muy pendiente de él durante el rato que estuvo subiéndose al tobogán, pues podía llevarse algún empujón o caerse encima y lastimarse. Son niños, están jugando y no son conscientes de que pueden hacerse o hacer daño. De hecho, tuve que recoger a una niña que había caído por un lateral del castillo, quedando atrapada en la red y no podía levantarse por los continuos botes que hacían que se desestabilizara y le impedían volver a subir por sí misma. Tampoco le echaban demasiada cuenta a mi crío, cada uno iba a lo suyo, por lo que el polluelo acabó aburriéndose y se fue con los mayores, que sabía que sí iban a hacerle caso.


¿…

Guest post 5: Cuando a mamá le toca sola

Imagen
¡Hola a todos, soy Mónica! Hoy quiero empezar dando infinitas gracias a Tus brazos, mi columpio por permitirme un rinconcito de su hermoso blog para compartirles un pedacito de mi vida y experiencia como madre. Si quieres conocerme un poquito más, puedes visitarme en mi blog, Mi Profesión es Mamá.


La leyenda
Cuenta una leyenda por ahí que las mamás son superpoderosas. Que todo lo pueden, todo lo aguantan, todo lo saben y lo que no, se lo inventan.
Dice la leyenda que las mamás son una especie de X-Women. Pues hay quienes han “visto” a unas en forma de pulpo, que tienen hasta 8 tentáculos, ¡o más!
Hay otras que supuestamente “tienen” una especie de turbo en sus pies, pues recorren increíblemente distancias maratónicas en un abrir y cerrar de ojos.
También se ha dicho que “tienen” visión de rayos X y son capaces de rastrear objetos perdidos donde muchos los han “buscado incansablemente” y no los habían encontrado.
Esta leyenda es capaz de asegurar que tienen poderes psíquicos, con los que…